Boyeros Húngaros

HISTORIA: Los boyeros húngaros descienden de los molosos tibetanos, probablemente traídos a Hungria por la invasión mongol que devastó este reino entre 1241 y 1242 bajo el reinado de Bela IV. Las tres variedades de boyeros húngaros, komondor, kuvasz y lompos, presentan gran parecido con el perro de montaña de los Pirineos y el maremmano italiano, lo que hace suponer que entre estos perros existe un parentesco bastante próximo.

Se han desarrollado, en especial, en las llanuras situadas al este del Tisza, que antaño fueron caminos de caballos, ganado vacuno y corderos. Hace tiempo que el komondor y el kuvasz son muy apreciados en todo el mundo. Por esta razón, el Kennel Club americano ha reconocido un standard distinto para cada una de las variedades.

Boyeros Hungaros

variedad kuvasz

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

CARÁCTER:

Excelente guardián de rebaños, vigilante y siempre alerta. Vivos e inteligentes, los boyeros húngaros son buenos compañeros. Fieles, leales y muy unidos a sus amos. Se crian con facilidad aunque no se les puede tener encerrados, pues necesitan aire libre y espacio. Bien adiestrados, se convierten en buenos guardianes gracias a su innato sentido de la propiedad.

CARACTERÍSTICAS:

Los boyeros húngaros son perros de gran tamaño y aspecto rústico. Se diferencian unos de otros por la clase de pelo.

Cabeza: Bien proporcionada al cuerpo. Cráneo más bien aplastado. Stop poco acentuado. Nariz negra y muy abierta. Hocico bastante largo. Labios negros. Belfos ligeramente colgantes. Ojos oscuros, vivos y almendrados. Orejas pequeñas, implantadas bastante arriba, con las puntas redondeadas.

Cuerpo: Cuello fuerte y musculoso, muy desprendido de las paletillas. Pecho ancho y profundo. Lomo recto y sólido. Riñones anchos y fuertes. Vientre ligeramente abultado en los flancos. Grupa algo pendiente. Paletillas fuertes y oblicuas, codos pegados al cuerpo. Extremidades anteriores con huesos fuertes y rectos. Muslos musculosos. Extremidades posteriores bien equilibradas. Pies gruesos y fuertes con plantas duras y dedos bien cerrados. Uñas negras.

Cola: Bastante larga, cuelga en reposo y se levanta durante la acción, sin llegar a enroscarse sobre el cuerpo o a sobrepasar la vertical.

Pelaje: Abundante y áspero. Es el distintivo de las tres variedades de boyeros húngaros.

Color: Blanco puro, a veces con alguna mancha amarilla en el extremo de las orejas o en el lomo.

Boyeros Hungaros

Variedad Komondor

VARIEDADES:

Komondor, de pelo bastante aplastado, duro al tacto, abundante, nunca rizado, formando calzón en los cuartos traseros.

Lompos, de pelo semilargo aplastado, nunca ondulado, bastante duro al tacto.

Kuvasz. De pelo más largo, pero de la misma textura que el de las variedades anteriores.

komondor. Descendiente del Dogo del Tíbet, el Komondor, es, entre los boyeros húngaros, el que mas se parece a hovawart, al perro de montaña de los Pirineos y al maremmano.

Boyeros Hungaros

Cachorro de la variedad kuvasz

NO OLVIDES VISITAR NUESTRA TIENDA:

loading...

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.