Braco de Bourbonnais

HISTORIA DE LA RAZA: El Braco de Bourbonnais desciende del viejo braco francés (pelaje marrón salpicado), mejorado por cruces con el Pointer Inglés. Para algunos especialistas, en especial M. de La Rué, su estructura sólo ha sido modificada por la influencia de las circunstancias y no ha contribuido a su formación aportación alguna de sangre inglesa.

Fijado a principios del siglo XX por M. Delage en el Borbonesado, este braco fue en seguida seleccionado según un standard draconiano, causa fundamental de la disminución de la raza. (Sin piedad con los cachorros que no nacían anuros, es decir, sin cola, y extremadamente puntillosos en el color de la piel, los criadores del borbonés sólo guardaron los ejemplares que se ajustaban exactamente al tipo standard.) El braco de Bourbonnais apenas se encuentra fuera de su país de origen, de donde rara vez ha salido. Como se reproduce dentro de una gran consanguinidad, cada día es más raro.

Braco de Bourbonnais

El braco de Bourbonnais surgió del viejo braco francés. Se le infundió sangre de pointer para darle más finura, elegancia y velocidad.

CARACTER Y HABILIDADES PARA LA CAZA:

El Braco de Bourbonnais es un perro de muestra francés, casi desaparecido. Asombrosamente dotado para la caza de la chocha y de la sorda, de paso moderado, es mediocre en llanura, pero presta grandes servicios en el bosque y en las viñas. Su rastreo es bueno, pero poco activo. Tiene olfato muy fino y cobra generalmente muy bien. Muy vigoroso, puede trabajar largas jornadas de caza sin cansarse. Inteligente, dócil, su adiestramiento es relativamente sencillo.

Braco de Bourbonnais

CARACTERÍSTICAS DEL BRACO DE BOURBONNAIS:

El  Bourbonnais se diferencia del braco francés por su tamaño mayor, su constitución menos pesada y ausencia casi total de cola.

Cabeza. Bastante importante, no demasiado esculpida. Cráneo redondeado que le distingue muy claramente del pointer y del braco de Auvernia. Stop poco acusado. Cara recta o muy poco arqueada. Hocico fuerte y ancho. Los labios superiores ocultan los inferiores. Ojos grandes de color avellana. Orejas de longitud media, implantadas un poco altas, poco papillotadas y que caen naturalmente a lo largo de la mejilla.

Cuerpo. Cuello no demasiado largo, bien desprendido, musculoso. Pecho profundo, bien inclinado, que sobrepasa la punta del codo. Costillas salientes, bien redondeadas. Lomo y riñones bastante cortos, bien sostenidos en el macho. Grupa redondeada, en arpa, oblicua, muy musculosa. Paletillas oblicuas, largas, pegadas al pecho. Extremidades óseas, muy musculosas. Codos verticales. Muslos musculosos, sin desviación. Cañas bastante largas. Pies apretados. Plantas enjutas.

Cola. Implantada bastante abajo. El braco de Bourbonnais nace en general con cola corta o anuro (su longitud no debe sobrepasar los 15 cm).

Pelaje. Piel fina, flexible, bastante floja. Pelo fino, corto y denso, algo más grueso y un poco más largo en el lomo. Colores: fondo blanco, regularmente salpicado de pequeñas manchas marrones más o menos oscuras. (Se admiten las placas marrones en las orejas a condición de que no dominen)

MEDIDAS:

La altura en los machos oscila entre los 55 y 58 cm, mientras que en las hembras va desde los 53 a los 55 cm.

El peso, tanto en los machos como en las hembras suele rondar los 30 kg.

El braco de Bourbonnais surgió del viejo braco francés. Se le infundió sangre de pointer para darle más finura, elegancia y velocidad.

NO OLVIDES VISITAR NUESTRA TIENDA:

loading...

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

No Responses

Leave a Reply