Consejos para alimentar a un cachorro

Antes de meternos en materia, lo mejor es que respondamos a esta pregunta: ¿Con qué frecuencia debo alimentar al cachorro?

Pues bien, entre los primeros 4 y 6 meses de vida, un cachorro debería comer tres veces al día. Con el tiempo, podrá consumir más alimentos cada vez, y las comidas podrían reducirse a dos diarias. En caso de la mayoría de los perros, es preferible mantener las dos comidas al día a lo largo de toda la edad adulta, dado que es más sano digerir dos comidas más pequeñas que una más abundante.

Consejos generales sobre la alimentación de los cachorros:

  • Lo mejor es alimentar al cachorro en su jaula o en una zona tranquila y sin distracciones, a la misma hora todos los días. Sirva el pienso para cachorros con una pequeña cantidad de carne enlatada para perros y humedecida con agua caliente. El lugar de carne, podemos utilizar otras alternativas, como salchichas de Frankfurt e incluso huevo cocido, y dos veces a la semana podemos incluir una cucharada de yogur, que ayuda a restablecer la flora intestinal. Debemos dejarle al perro 15 minutos para que termine de comer; si no muestra interés en ella, lo mejor es recógela sin dramatismo y guardarla en el frigorífico. Más tarde, podemos calentar las sobras para la siguiente comida, ya que los alimentos fríos pueden causar diarrea a nuestro cachorro.
  • La comida debería ser un proceso bastante lineal en el que nosotros debemos enseñar al perro y no al revés. Si el cachorro se declara en huelga de hambre durante una o dos comidas, lo mejor es tener paciencia. Muchos dueños cometen el error de añadir cantidades considerables de carne y “comida de personas” para que el cachorro y lo que realmente están haciendo es, además de perturbar el equilibrio nutritivo, malcriar al cachorro y que coma mal y caprichosamente, ya que lo que harán es reprimir el hambre constantemente a la espera de algo mejor. Por eso lo mejor es mantener una alimentación constante; en la mayoría de los casos, un pienso equilibrado y de primera calidad con un poco de carne en lata es suficiente. Naturalmente, si el cachorro parece enfermo o no come durante varios días, debemos llevarle al veterinario lo más rápido posible para que le hagan una revisión.

CONSEJO IMPORTANTE: Nunca debemos darle al perro comida de la mesa. Los cachorros que comen de este modo, además de convertirse en un engorro, suelen perder el interés por su comida. Antes de comer nosotros, el cachorro ya debe haber comido, y educarlo para que mientras nosotros comemos, se mantenga en una posición de tumbado y quieto, además de a una distancia razonable de nuestra mesa.

¿Cuanta comida debo darle al cachorro?

La cantidad varía según la raza del perro. La recomendaciones que aparecen en la bolsa o en la lata de comida son solo orientaciones generales y es preciso ajustarla dependiendo de nuestras propias observaciones y nuestro conocimiento del cachorro. Es preciso evitar el exceso de comida: siempre es mejor que su perro esté delgado que permitir que gane demasiado peso, ya que el sobrepeso de los cachorros pueden llevar a futuros problemas graves de salud. A la inversa, si puede ver las costillas del perro, o bien necesita más grasa corporal y debería aumentar la cantidad de comida, o bien debería llevar a una muestra de heces al veterinario para un análisis en busca de parásitos.

¿Debe tener el cachorro agua en todo momento?

Aunque los cachorros necesitan mucha agua, nos parece mejor ofrecerla con frecuencia antes que darles un acceso ilimitado a ella. Los cachorros tienden a engullir grandes cantidades de agua de golpe, lo cual causa problemas de adiestramiento y en lo relativo a la limpieza de la casa. Más adelante, cuando el cachorro crezca y ya estén bien adiestrado en lo que respecta a la limpieza, ya podremos poner agua siempre a su disposición.

Puedes comprar tanto lo mejores piensos para cachorros y comida húmeda a los mejores precios en nuestra tienda: 

loading...

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

Leave a Reply