Consejos sobre la comida para cachorros

No hace falta decir lo importante que es la alimentación en la vida de un perro, elegir una buena comida para cachorros y darle al perro la cantidad adecuada es necesario para que crezca y se desarrolle adecuadamente. Desde el nacimiento hasta los seis meses, necesitará comer de dos a cuatro veces al día, al igual que un perro adulto .

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

¿Qué tipo de comida elegir?

En términos generales, la diferencia con la comida “normal”, es que la comida para cachorros es más alta en proteínas y está enriquecida con vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales para su crecimiento. Sin embargo, los ingredientes pueden variar en gran medida dependiendo de la marca.

En cuanto al precio, al igual que en casi todos los productos, en la comida para cachorros se obtiene lo que se paga, las marcas más baratas contienen ingredientes de peor calidad, mientras que la comida “premium” y las variedades “rendimiento” incluyen ingredientes de mayor calidad y entre otras cosas es mucho mas digerible para el perro, su estómago nos lo agradecerá.

Al comprar alimento para cachorros, lo más probable es que tenga los nutrientes adicionales que un cachorro necesita hasta que haya crecido del todo. (Consulta al veterinario para que te diga cuando sucede esto, ya que cambia dependiendo de la raza, por ejemplo, los perros pequeños maduran más rápidamente que los perros grandes)

Alimento según la raza: La comida para cachorros de razas grandes está especialmente pensada para ayudarlos a crecer a ritmo gradual más conveniente y tengan tiempo suficiente para desarrollar los huesos y las articulaciones. La comida especial para las razas pequeñas proporcionan una nutrición concentrada, además viene en pequeñas trozos, tamaño bocado y cumplen con las altas necesidades metabólicas de un cachorro más pequeño. Finalmente, la comida para razas medianas están en un punto intermedio, si no podemos encontrar comida para cachorros para una raza determinada, la intermedia es una buena opción.

¿Qué cantidad?

Los cachorros necesitan comer mucho pero tampoco demasiado. Debemos ser capaces de sentir las costillas al tocarle, pero no se deben ver, eso significaría que está demasiado delgado, también debemos ver la cintura definida cuando les miramos desde arriba. Todo esto es válido para los cachorros de cualquier raza, grande, pequeña o mediana.

Por lo general, debemos seguir las instrucciones que vienen en la parte posterior de la bolsa, y darle al cachorro más o menos comida dependiendo del apetito y de los consejos que acabamos de dar.

¿Cuándo?

De las ocho a las doce semanas, nuestro cachorro va a comer de tres a cuatro veces al día, sin embargo, no siempre tiene que comer esas veces. Si nos adaptamos a su horario y le queremos dar de comer sólo dos veces al día, simplemente dividimos la cantidad de comida diaria en dos partes en lugar de tres o cuatro. Después de que nuestro cachorro tenga seis meses, se puede y se debe reducir el número de comidas a dos.

Debemos comenzar a reducir la cantidad de comida siguiendo las recomendaciones proporcionadas por los fabricantes e ir ajustando la cantidad según sea necesario . Si les estamos dando demasiado, la mayoría de los perros nos lo hará saber porque dejarán comida en su cuenco.

Dependiendo del la raza del cachorro:

Los cachorros de razas grandes necesitan un crecimiento sostenido y lento para ayudar a prevenir problemas ortopédicos, como la displasia de cadera . Debemos alimentarlos con una dieta diseñada para los perros de razas grandes o alimento para perros adultos. Cualquiera que sea la dieta que elijamos no debe contener demasiadas proteínas, grasas ni una elevada cantidad de calorías.

Las razas pequeñas y fuertes, como el Pug o el Bulldog Francés, también necesitan una dieta más baja en calorías que la que llevan la mayoría de los piensos para cachorros, ya que también son propensos a la displasia de cadera. Debemos alimentar a nuestro perro a ciertas horas del día en lugar de dejar la comida todo el tiempo, así tendrá un horario definido.

La excepción son las razas pequeñas como el Chihuahua, que pueden ser propensas a la hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). En estos casos es mejor que los perros tengan siempre la comida disponible para picar. Nunca debemos alimentar a nuestro cachorro cuando estemos comiendo en la mesa, sólo conseguiremos que esté todo ese tiempo suplicándonos comida y poner caras para intentar darnos pena. Todos los miembros de la familia tienen que seguir esta regla.

NO OLVIDES VISITAR NUESTRA TIENDA:

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

Leave a Reply