Dunker

HISTORIA DE LA RAZA: Wilhelm Dunker, un criador noruego, desarrolló al plácido y afable Dunker cruzando al sabueso arlequín ruso, poseedor del factor Merle, con otros sabuesos competentes.

Aunque Noruega tiene una población relativamente pequeña, sus tradiciones de caza siguen siendo fuertes, y muchas razas han evolucionado para ocupar la posición específica requerida de un perro de caza del Norte.

El Dunker es un ejemplo clásico, “diseñado” para cazar y cobrar liebres por el olfato antes que por la vista. Es una raza bien educada y amistosa, de aspecto pulcro y sereno, pero con un aguante y una resistencia extraordinarias. Si bien a veces la displasia coxal puede ser un problema, por lo demás el Dunker es un perro sano, adaptado a la caza en una amplia variedad de terrenos. Con su aspecto atractivo y su personalidad simpática, también es un perro de compañía valioso.

Dunker

CARACTERÍSTICAS:

Los hombros están inclinados y bien musculados.

Las orejas redondeadas en la punta. Sedosa implantadas bajas.

Nariz negra, con ventanas grandes.

El morro es moderadamente largo y las mejillas no son prominentes.

Los ojos son oscuros y tienen una expresión relajada.

El pelaje liso cubre la piel que es duradera y resistente.

Los dedos son compactos y están bien arqueados.

DATOS CLAVE:

País de origen: Noruega.

Orígenes: década de 1850.

Primera función: cazar liebres.

Función actual: compañía, cazar liebres.

Esperanza de Vida: 12 años.

Peso: 16-22 kg.

Alzada: 47-57 cm.