El perdiguero de Burgos, un gran perro de caza

HISTORIA DE LA RAZA: El Perdiguero de Burgos es un braco español relativamente nuevo, lo más probable es que sea el resultado de cruces entre bracos antiguos como el Perdiguero Navarro y Bracos de huesos ligeros.

Probablemente la Península Ibérica sea lugar de origen de muchas de las razas de Braco de Europa. Antiguamente el Perdiguero de Burgos era un perro utilizaba casi exclusivamente para cazar animales de caza mayor como venados. Actualmente se emplea principalmente para mostrar y cobrar piezas pequeñas y veloces como liebres y perdices. Esta raza es un trabajador apasionado y se siente tan a gusto en el agua como en tierra. Su aspecto delata su estrecho parentesco con los sabuesos, y como trabajador conserva una habilidad de rastreo excelente.

El perdiguero de Burgos, un gran perro de caza

El Perdiguero de Burgos es un perro muy adaptable, afable con los niños, bueno con otros perros y no suele morder sin ser seriamente provocado. Esta raza es fácil adiestrar en la obediencia y tiene un buen comportamiento.


CARACTERÍSTICAS:

La papada está llena de arrugas.

Las orejas son largas, están implantadas altas y cuelgan en pliegues.

El stop está a medio camino entre la bóveda del occipucio del cráneo y la punta de la gran nariz.

Los hombros son muy musculosos, fuertes y soportan unas patas largas y rectas.

El pelaje puede ser con o sin manchas.

El perdiguero de Burgos, un gran perro de caza

DATOS CLAVE:

País de origen: España.

Orígenes: siglo XVI.

Primera función: cazar venados, mostrar y cobrar.

Función actual compañía, perro de muestra.

Esperanza de Vida: 13-14 años.

Peso: 25-30 kg.

Alzada: 66-70 y 6 cm.

El perdiguero de Burgos, un gran perro de caza

Leave a Reply