Finalmente sacrifican a Escalibur, el perro de la enfermera

Pues sí, se veía venir, finalmente Escálibur, el perro de la enfermera contagiada por ébola ha sido sacrificado.

Ni las movilizaciones ni la la vigilia de un día entero, ni las protestas desde las redes sociales han conseguido impedir que escálibur haya sido sacrificado. Las consecuencias de su muerte y traslado han sido 3 activistas heridos, uno de ellos por una caída al intentar detener al furgón que llevaba a escálibur, el American Stafford de la auxiliar de enfermería contagiada por el virus de ébola.

Después de estos episodios violentos, la casa del matrimonio ha quedado precintada y aislada con plásticos. Personas con equipos especializados han procedido a la desinfección de las zonas comunes del edificio.

Según el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, el perro ha sido sacrificado debido al riesgo de contagio, porque no había más remedio. No echamos la culpa este señor, seguramente él haya hecho lo que le hayan aconsejado, pero resulta curiosos que el que es probablemente el mayor experto en todo el mundo sobre este virus, el científico Eric Leroy, haya manifestado que no había que matar al perro porque era muy importante desde el punto de vista científico.

En fin, todos somos conscientes de que el tema es muy complicado, la verdad es que sólo existe un estudio realizado en Sierra Leona en 2005 en relación al tema de los perros y el ebola, pero nos parece que la decisión sobre el sacrificio del perro se ha hecho prácticamente sin pensar y a la tremenda y sin escuchar a los científicos expertos en el tema. Al final el perro ha sido sacrificado sin más, porque sí, cuando a lo mejor se hubiese podido aprender mucho sobre el tema.

loading...

Lo sentimos por escalibur y por sus dueños, un pena.

Leave a Reply