Grifón Nivernés

El Grifón Nivernés es un perro de caza a caballo utilizado también en la caza con escopeta. Aunque lo más normal es que esté especialmente amaestrado para la caza del jabalí, puede cazar todo tipo de animales. Este grifón intrépido y valeroso no teme los terrenos difíciles ni el mal tiempo y no tiene miedo de atacar sólo en medio del más espeso matorral. Es duro, infatigable, más resistente que rápido. Dotado de olfato muy fino, el Grifón Nivernés posee una voz clara y sonora.

Grifón Nivernés

HISTORIA DE LA RAZA: El grifón nivernés desciende probablemente de los famosos «Perros Grises» llevados a Francia por San Luis a su vuelta de las Cruzadas. Estos perros grises, surgidos de lebreles árabes cruzados con las jaurías de los caballeros, iban a dar además un buen número de perros de caza franceses. Por desgracia, el grifón nivernés ha desaparecido prácticamente. Los únicos ejemplares que aún pueden verse difieren considerablemente de unos criadores a otros, dependiendo de los cruces que hayan sufrido. Algunos, de pelaje gris-azulado, han nacido de un cruce con el gran azul de Gascuña. Otros, cruzados con los perros de La Vendée de pelo blanco, con algo de sangre de foxhound inglés, han servido para crear una subraza: el grifón de La Vendée-Nivernés, que obtuvo los más altos galardones en la Exposición canina de las Tullerías a principios del siglo pasado.

Grifón Nivernés

CARACTERÍSTICAS: 

Perro de caza de pelo largo. Su pelo es hirsuto y zarceño. Sus extremidades y músculos, enjutos y nervudos.

Cabeza: Descarnada, ligera y un poco larga con pequeña barba en el mentón. Cráneo casi plano. Cara recta. Ojos preferentemente oscuros, a veces poco coloreados. Orejas flexibles, im- plantadas a la altura de la parte superior del ojo, bastante peludas, de anchura mediana, bien for- madas, semilargas y ligeramente vueltas en su punta.

Cuerpo: Cuello ligero, enjuto, sin papada. Pecho inclinado todo lo posible hasta el codo. Pechera poco ancha. Lomo alargado. Riñones sostenidos, más que arqueados. Flancos algo respingados. Grupa ligeramente oblicua. Paletillas un poco inclinadas, enjutas, próximas al cuerpo. Extremidades anteriores que parecen bastante fuertes debido al pelo, pero en realidad más enjutas que muy carnosas. Buenos aplomos. Cuartillas sostenidas, nunca largas. Muslos enjutos, bastante planos. Corvas inclinadas y un poco acodadas. Pies alargados con dedos sólidos. Cola. En forma de sable, de mediana longitud, a veces un poco vuelta hacia el lomo en su extremo.

Pelaje: Pelo largo hirsuto, bastante fuerte y duro. No debe ser ni lanoso ni rizado. Piel pigmentada.

Color: preferentemente gris-lobo puro, gris-azulado, rastros de gris Saint-Louis o gris jabalí. Negro descolorido, negro marengo, con fuego en las mejillas, sobre los ojos, en la cara interna y en las puntas de las extremidades. Leonado con mezcla de pelos negros y blancos que le dan un tinte oscuro.

En el pelaje del grifón nivernés (gris, pelo de lobo con marcas leonadas y castañas) se encuentran las características del perro gris de San Luis. Los primeros niverneses eran muy grandes (más de 70 cm). Los grifones niverneses tienen la forma «briquet» de éstos.

Peso: aprox. 28 kg

loading...

Talla: de 50 a 60 cm

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.