Harrier, características de este gran perro de caza inglés

HISTORIA DE LA RAZA: El Harrier es un perro de caza mediano que se desarrollo en el oeste de Inglaterra hace por lo menos unos 800 años, y probablemente descienda de sabuesos de San Huberto cruzados con antepasados del Beagle actual. Su nombre se deriva de la palabra francesa normanda Harrier, que significa perro de caza. Hoy en día, esta raza está a salvo tanto en Gran Bretaña como en Estados Unidos.

Documentos históricos revelan que como muy pronto en 1260 existió en el oeste de Inglaterra una jauría de Harrier británicos, la jauría de Penistone. Registros posteriores demuestran que el Harrier también era un perro de Jauría popular en Gales. Sin embargo, en este siglo la raza estuvo a punto de extinguirse en su país de origen. Fue resucitada mediante la introducción de línea sanguínea de Foxhound. El Harrier actual, ya sea un cazador de leopardos en Sri Lanka, un cazador de zorros en el este
de Estados Unidos o un rastreador en las mesetas de Columbia, es una afortunada mezcla de los temperamentos del Foxhound y el Beagle. Es una raza que se encuentra a gusto consigo mismo y que se lleva bien con otras razas de perros. El Harrier también es un compañero excelente: un poco más pequeño que un Foxhound, es más probable que su futuro en Europa y Norteamérica esté más en las casas como perro de compañía que en las jaurías.

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

Harrier

El pecho es más profundo que ancho.
La cola ligeramente enpenachada  y de longitud media se lleva alta.
El dorso recto y bien musculado no presenta defectos hereditarios.

CARACTER:

El Harrier es un poco más alegre y extrovertido que el Foxhound pero no tanto como el Beagle.  Alegre, de carácter dulce y tolerante es un excelente perro con los niños. Esta raza es buena con los otros perros pero debe ser supervisado con otra tipo de mascotas

Prefiere la vida con la gente y con otros perros. A este perro activo le gusta moverse, explorar y olfatear. Los Harrier son decididos y vigilantes y requieren un adiestramiento paciente y firme. Es importante que nos establezcamos como líderes de la manada y proporcionarle al perro el suficiente ejercicio, tanto mental como físico y esto incluye una larga caminata diaria para evitar la ansiedad por separación cuando salgamos de casa por unas horas, ya que cuando hace poco ejercicio el Harrier puede convertirse en un perro destructivo y muy nervioso.

Existen dos líneas de Harrier, por un lado la línea de campo y por otro lado la línea de exhibición y competición. La de campo se cría para la caza y para trabajar en campo y la línea de exhibición para la competición y las demostraciones. Eso sí, ambas líneas Harrier son muy enérgicas y necesitan mucho ejercicio diario, pero la de campo tiene un nivel de energía mayor y más necesidad del ejercicio.

El nivel de dominancia de esta raza varía incluso dentro de la misma camada,  si nosotros no somos autoritarios y no vamos a mostrar firmeza con el perro, entonces deberíamos elegir un cachorro que sea más sumiso. El temperamento de ambas líneas a a depender mucho del trato de los dueños al perro y del ejercicio que le proporcionen.

Harrier

El cráneo es plano, con una leve pronunciada hacia los huesos occipitales.
El morro es más bien puntiagudo que en forma de cuña.
Los labios superiores cuelgan sobre el maxilar inferior.
La cabeza expresiva no es tan ancha como la del Beagle.

CARACTERÍSTICAS:

El Harrier es similar al Foxhound inglés, pero más pequeño. La cabeza está proporcionada con el resto del cuerpo con un stop moderado. El hocico es negro y aproximadamente de la misma longitud del cráneo. La nariz es negra,  con unas amplias y abiertas fosas nasales.La mandíbula tiene una mordida en forma de tijera. Las orejas, de implantación baja, cuelgan junto a las mejillas y son redondeadas en la punta, tienen un tamaño medio y son de color marrón o avellana. Las patas son largas con pies gato redondos. La cola es de inserción alta. El pelaje es corto fino y lustroso, y puede venir en cualquier color, pero lo más normal es que sea tricolor, limón y blanco, rojo y blanco, o marrón y blanco.

PROBLEMAS DE SALUD:

El Harrier normalmente goza de buena salud, aunque algunos ejemplares han desarrollado displasia de cadera y epilepsia.

CONDICIONES DE VIDA:

Los Harrier no son recomendables para vivir en un apartamento, a no ser que seamos personas muy activas y solamos dar grandes paseos todos los días, caminatas o vayamos a cacerías. Tienen una gran tendencia a vagar por sus instintos de caza y rastreo, así que no debemos dejarnos sin correa en una zona insegura o sin vallar.

Harrier

El largo cuello está bien implantado en los hombros y un poco redondeado en la parte superior.
Los pies son compactos, pero menos que los de un gato.
El suave pelaje es corto y liso.
Las patas anteriores son rectas, musculosas y robustas.

EJERCICIO:

Los Harrier son excelentes compañeros para correr y se les dar un buen paseo a paso ligero o dejar que corra libremente. También debemos asegurarnos de llevar la iniciativa en estos paseos, en perro nunca debe ir por delante de nosotros, porque si le dejamos hacer esto le estamos diciendo al perro que es el líder de la manada, y eso debe ser nuestro papel en todo momento con este tipo de perros.

PELAJE Y CUIDADOS:

La capa de pelo corto del Harrier no requiere muchos cuidados, simplemente requiere un cepillado ocasional para retirar el pelo muerto.  Esta raza suelta una cantidad normal de pelo.

DATOS CLAVE:

País de origen: Gran Bretaña.

Orígenes: Edad Media.

Primera función: Cazar liebres.

Función actual: Cazar liebres y zorros, compañía.

Esperanza de Vida: 11-12 años.

Peso: 22-27 kg.

Alzada 46-56 cm.

Harrier

Los ojos, más bien pequeños y de forma un tanto ovalada, proporciona una buena visión binocular.

 NO OLVIDES VISITAR NUESTRA TIENDA:

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

 

 

 

 

Leave a Reply