Historia del Husky Siberiano

Los Huskies siberianos fueron utilizados durante siglos por la tribu Chukchi, que está situada frente a la península de Siberia oriental, para tirar de los trineos, para vigilar y controlar a las manadas de renos y también como perro guardián.

Eran unos perros perfectos para el trabajo en las durísismas condiciones climáticas de Siberia: resistente, capaces de integrarse en pequeños grupos perros, y muy felices trabajando durante horas y horas. Estos perros tienen una gran resistencia y además son muy ligeros.

Originario de Siberia, el Husky fue llevado a Alaska por comerciantes de pieles en Malamute para las carreras del Ártico, por una de sus cualidades más notables, su gran velocidad.

En 1908, varios huskies siberianos fueron utilizados en la primera All-Alaskan Sweepstakes, un evento donde los mushers llevaban a sus perros para paticipar en una carrera de trineos de 408 millas.

Los perros de esta raza ganaron popularidad en 1925, cuando hubo una epidemia de difteria en Nome, Alaska y se utilizaron Huskies siberianos para llevar la medicina necesaria hasta el pueblo, salvando así muchas vidas.

En la primera mitad de la década de 1900 el Almirante Byrd utilizó los perros para sus famosas expediciones a la Antártida.

Durante la Segunda Guerra Mundial los perros sirvieron en el Ejército Ártico, concretamente en la Unidad de Búsqueda y Rescate.

Entre las muchas habilidades del husky siberiano podemos destacar las carreras de trineos y karts.

La raza fue reconocida por el AKC en el año 1930.

A continuación os dejamos unos impresionantes vídeos de mushing para que disfrutéis con estos maravillosos perros

 

loading...

Leave a Reply