La respiración de los perros

La respiración en los perros, como en todos los mamíferos comprende los fenómenos de absorción, transporte y eliminación de sustancias gaseosas (anhídrico carbónico y oxígeno).

Respiración interna

Engloba los procesos de intercambio gaseoso entre los capilares y las células. Los glóbulos rojos son los portadores del oxígeno necesario para las combustiones intracelulares. Vuelven a salir cargados de anhídrido carbónico. Una zona que trabaja consume más oxígeno que otra que está descansando. El esfuerzo exige, pues, una aportación suplementaria de oxígeno, que se lleva a cabo acelerando la corriente circulatoria (corazón, vasos) y aumentando la aportación de oxígeno por el medio exterior (aceleración de los movimientos respiratorios). Si esta aportación es deficiente, sobreviene la hipoxia (disminución del oxígeno) o la anoxia (supresión de la aportado de oxígeno).

 

La respiración de los perros

Respiración externa

Se realiza a nivel pulmonar. Las vías respiratorias (cavidades nasales, laringe, faringe, trá quea, bronquios) llevan aire a los pulmones, al tiempo que lo recalientan y humectan. La actividad pulmonar condiciona los intercambios gaseosos (desprendimiento de anhídrico carbónico, aportadón de oxígeno) a nivel de los alveolos pulmonares. Los fenómenos mecánicos de la aireación pulmonar están compuestos de espiraciones e inspiraciones. Los movimientos respiratorios son debidos a las variaciones de volumen que experimenta la cabidad torácica, condicionados por el vado interpleural. En estos movimientos intervienen los músculos inspiradores: los costales o intercostales y el diafragma; los músculos espiradores representados también por los intercostales y costales, y por los músculos abdominales que empujan a las vísceras y al diafragma relajado hacia adelante.

Frecuencia y amplitud de los movimientos respiratorios

La frecuencia respiratoria del animal en reposo es 15 por minuto en un perro grande y 25 en un perro pequeño. El cachorro respira de 18 a 20 veces por minuto. El aire absorbido puede medirse en volumen/minuto y da un valor en reposo de 2,5 1 en un perro pequeño y de 4,5 1 en uno grande. La frecuencia aumenta con el trabajo muscular, durante la gestación o con la absorción de gran cantidad de alimentos. Disminuye con la edad. Los estados patológicos producen una aceleración llamada disnea (que no debe confundirse con la polipnea producida por el esfuerzo o el calor), movimientos respiratorios rápidos en caso de fiebre, que sirven para acelerar la aireación y bajar la temperatura interna del perro. La amplitud de los movimientos respiratorios puede aumentar con el esfuerzo o las emociones y disminuye en los períodos de reposo o durante la época de la gestación.

El estornudo es un reflejo destinado a eliminar de las cavidades nasales partículas extrañas o irritantes.

La tos es un reflejo protector destinado a eliminar los cuerpos extraños o las mucosidades que puedan encontrarse en las vías respiratorias. Viene producida por la brutal contracción de todos los músculos espiradores.

 

La respiración de los perros

 

Regulación de la respiración

Depende de fenómenos nerviosos con centros en el tronco cerebral. El nervio neumogástrico puede disminuir la respiración y el del diafragma (nervio frénico) desempeña también papel importante. La regulación depende también de fenómenos químicos: la tasa de anhídrido carbónico en la sangre actúa sobre el centro nervioso propiamente dicho o sobre los receptores periféricos. Su aumento implica una aceleración de la frecuencia respiratoria, mientras que su descenso significa una disminución.

La presión de oxígeno en la sangre desempeña también un papel sumamente importante (hipoxia, anoxia).

Respiración y circulación están, pues, estrechamente unidas. Esto ocurre también con muchos otros fenómenos fisiológicos. Por ello no hay que tomar al pie de la letra nuestra división en capítulos, sino tratar de establecer las relaciones que existan entre ellos.

Asfixia

Sobreviene cuando se obstruyen las vías respiratorias o se inhala aire viciado. Si la tasa de oxígeno transportado a las células, en especial al cerebro, es nula (anoxia), el animal muere rápidamente.

 

loading...

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

Leave a Reply