Los estándares

Por estándar de una raza canina se entiende la descripción de unos caracteres étnicos. Cada estándar, por lo tanto, es un retrato tipo de la raza a que se refiere.

Los estándares se compilan por las entidades cinófilas de distintas naciones según un esquema fijo, a tenor de las normas fijadas por el Congreso Cinológico Mundial de Monaco, celebrado en 1934 por la Federación Cinológica Internacional (F. C. I.).

Sin embargo, es raro que entre un país y otro haya una uniformidad real y total. Por este motivo, salvo en contadas excepciones, se suelen homologar los estándares de una manera más o menos general, y casi siempre por el orden siguiente:

  • Rasgos generales (aspecto de conjunto y aptitudes).
  • Altura y peso (éste suele también suprimirse en muchas ocasiones). (A veces también suelen ser colocados después del manto o pelaje.)
  • Cabeza (conformación general; hocico, dorso del hocico, labios, maxilares, dientes, stop o caída naso-frontal y cráneo).
  • Ojos.
  • Orejas.
  • Cuello.
  • Extremidades anteriores.
  • Extremidades posteriores.
  • Pies.
  • Tronco (pecho, tórax, costillas, dorso, grupa, vientrecostados o flancos).
  • Cola.
  • Manto (pelo, color).
  • Andar.

Defectos anatómicos y de tipo.

  • Defectos (los que implican descalificación en las exposiciones y concursos).
  • Escala de puntos.
  • Mediciones tipo.
loading...

Sin embargo, según que una raza sea más extensa y difundida en los países de mayor relieve e importancia, algunos estándares no se enumeran, especialmente los que menos interesan para una exposición o concurso canino

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.