Los perros como animales de compañía

El perro ha proporcionado compañía a las personas desde que se sintió atraído por primera vez hacia los asentamientos humanos hace por lo menos 12.000 años. Antes del siglo XX, esta era una función secundaria, ya que se utilizaba principalmente para el trabajo. Sin embargo, hoy en día el perro es más valorado por la compañía que ofrece. A pesar que la urbanización masiva de Europa, Norteamérica, Japón y las grandes ciudades de Asia y Sudamérica ha aislado a mucha gente de la naturaleza, el perro le ha acompañado a la ciudades. Su futuro como un miembro importante tanto de la vida urbana como rural está asegurado.

Los perros como animales de compañía

Los perro necesitan hacer ejercicio físico a diario y los mismo hace sus propietarios. Investigaciones internacionales demuestran que los propietarios de perros sufren menos problemas de salud menores y tiene un riesgo menor de enfermedades cardíacas que las personas que no tienen perros. Es probable que el ejercicio re realizado a sacar a pasear al perro desempeño papel principal en estos beneficios.

 

RELACIÓN DE PROVECHO MUTUO

Por una afortunada casualidad, después de la ultima época glaciar, los dos depredadores con mas éxito del hemisferio norte se dieron cuenta de que no solo podían sobrevivir mejor sino que también podían prosperar en presencia del uno al otro. Los perros están contentos de ser nuestros compañeros porque sentían ser guiados por un jefe de manada, aprecian la simple disponibilidad de alimento, calor y bienestar y disfrutan con el conocimiento de que tienen un territorio definido que defender. Nosotros mismos ganamos mucho con la compañía canina.

Los perros como animales de compañía

La conducta del perro es sincera: sus emociones son francas y nada complicadas. Nosotros disfrutamos observando al perro porque sabemos que estamos viendo una actividad sencilla, no complicada por el barniz de la sofisticación humana. Aparte el perro experimenta un sencillo placer en su cama.

Los perros nos hace sentir amados, seguros e importantes. Nos gusta acariciarlos porque son agradables al tacto. Nos gusta hablarles, aunque la mayoría de nosotros se dan cuenta que su capacidad de entender lo que estamos diciendo es muy limitada. Nos sentimos felices cuando vemos jugar a nuestros perros y, naturalmente, nos sentimos queridos cuando un perros se acerca y nos da un afectivo saludo. Nos sentimos inmensamente satisfechos cuando damos de comer, aseamos, sacamos de paseo y cuidamos de nuestros perros de muchas otras formas.

Los perros como animales de compañía

El tocar algo suave y cálido proporciona un placer sensual. Los perros también disfruta con la experiencia.
La suavidad del pelaje es agradable al tacto.

VÍNCULO EMOCIONAL

La compañía de los perros no solo es una manifestación del bienestar de la clase media. Los perros son los compañeros favoritos en todo el mundo, sin tener en cuenta la cultura o la riqueza económica de la región. Los informes de antropólogos de todos los continentes muestran que la tendencia de animales domésticos es un fenómeno humano internacional. Los científicos afirman, por ejemplo, que los nativos del rio Athabasca en los territorios del noroeste de Canadá son “reprimidos, retraídos y comedidos” excepto en su relación con los niños y los cachorros. Consienten a sus cachorros, los protegen, les da comida selecta, juegan con ellos y muy rara vez los castigan o los regañan hasta que alcanzan la edad adulta, cuando el afecto prácticamente desaparece. Los observadores dicen que el estar en contacto con un flujo constante de cachorros proporcionan una vía de escape a los sentimientos naturales latentes que son culturalmente reprimidos.

Los perros como animales de compañía

Hasta hace tan solo unas cuantas generaciones, la mayoría los niños entraban en contacto de forma rutinaria con una serie animales. Actualmente, algunos niños de ciudad no pueden tocar a ninguna especie animal aparte de los animales domésticos.
Hay que enseñar a los niños como hablar, acercarse y tocaron pero que no desconoce.

 

La gran satisfacción emocional que proporcionan los perros puede reflejarse muy bien en una serie de sociedades más ricas. En Europa, la cultura septentrionales de Escandinavia, Gran Bretaña, el norte de Francia y Alemania son menos propensas las muestras visibles de emoción humana que las culturas meridionales de España, el sur de Francia, Italia, Grecia y Oriente medio. A pesar de todo, la tenencia de perros se toma más en serio en el norte que en el sur de Europa. El doctor Aarón Katcher, un psiquiatra americano, ha escrito que el tocar y acariciar a los perros y el hablarles afectuosamente son unos medios aceptables de dar y recibir afecto en público (especialmente los hombres) cuando resultan culturalmente inaceptables mostrar emoción con respecto a otras personas.

Los perros como animales de compañía

La compañía de un carro, comporta responsabilidad respecto a su salud y bienestar.
El perro tiene que ser levantado con cuidado.

 

DIFERENCIAS CULTURALES

Recientes estadísticas sobre la población canina demuestran que la tendencia de perros en el centro y el este de Europa es, como promedio, considerable mente más alta en que muchos países ricos del oeste de Europa. Más de un tercio de todas las familias Estados Unidos, Australia, Bélgica y Francia tienen perros. En Hungría, la República Checa y eslovaca, los países bálticos y, especialmente, Polonia, la tendencia de perros es un pasatiempos como; casi la mitad de todas las familias polacas tiene perros.

Los perros como animales de compañía

Tanto los adultos como los niños pueden aprender de la majestuosidad de la naturaleza viendo un perro dar a luz y cuidando de sus cachorros recién nacidos.
La madre descansa te costado, dejando a los cachorros mucho espacio para mamá y tener contacto físico.

 

Actualmente, hay más gente que vive en la ciudades en la Europa central y oriental, pero muchas personas ha mantenido el contacto cultural con sus raíces rurales y tienen perros, ya que los perros siempre han formado parte de su vida.

Los perros como animales de compañía

La mayoría de la gente tiene una necesidad irresistible durante toda su vida de cuidarte seres vivos tales como perros.
Baño del perro por el jefe de Jauría.
Hay juguetes para perros de todas las formas y tamaños; no utilizar nunca nada que pueda dañar los dientes.
El saltar para coger algo es un ejercicio estimulante y magnífico para los perros enjutos y bien musculados.

 

LOS PERROS COMO TERAPEUTAS.

 

Los perro no nos juzgan; son leales incondicionales, y no critican. Constance Perin, un antropólogo cultural, ofrece un argumento fascinante de por qué podemos sentir unas emociones tan fuertes hacia los perros. Esto depende de nosotros, nosotros le cuidamos, y en este contexto o tenemos satisfacción de nuestro papel de padres. Sin embargo, nuestra relación con ellos es mucho más complicada. Al acariciar a un perro puede hacer que aumente nuestra presión sanguínea, que nuestro ritmo cardiaco sea más lento, y que disminuya nuestra sensación de ansiedad. Además, los perros son sumamente leales, nos defenderán y protegerán. Perin afirma que el perro puede ser percibido como el que cuida, mientras que la persona recibe. Esto crea un profundo sentimiento de unión humano con el perro, y explica el a veces inexplicable comportamiento de algunos propietarios de perros. Si bien no hay nada que demuestre que vaya a vivir más si tiene un perro, hay pruebas sustanciales de que su calidad de vida aumenta. Las investigaciones americanas de los años 70 llegaron a la conclusión que había grandes perspectivas de las víctimas de un ataque al corazón tratadas en una unidad cardiaca hospitalaria de cuidados intensivos tuviera más posibilidades de sobrevivir durante un año si volvía a una casa con algún animal de compañía. Las investigaciones australianas de los 90 revelaron que los propietarios de perros tienen un riesgo menor de enfermedades cardiacas (presión sanguínea y nivel de colesterol y de triglicéridos más bajos) que los que no tienen ningún perro. Las investigaciones británicas demuestran que los propietarios de perros tiene mucho menos enfermedades menores como resfriado, dolores de garganta, de cabeza, de estómago y de espalda que los que no tienen perros.

Los perros como animales de compañía

Como especie que somos, conservamos un placer infantil y de por vida por los juegos. Hemos creado perros para conservar la misma características.
Cuando se juega al tirar y afloja, el hombre tiene que tener el mando.

 

loading...

Hasta ahora, no hay nada que indique que los perros sean responsables directos de estos beneficios para la salud. Sin embargo, los datos científicos insinúan claramente que si tiene usted algo de que cuidar, con el que jugar, que amar o que protege, su calidad de vida mejora. Los perros son unos compañeros magníficos, desempeñan papeles importantes en cultura de todo el mundo, y lo beneficio que puede obtener de tener un perro no pueden ser desestimados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.