Los Perros de guardia y protección

Todo perro puede convertirse en un valioso perro de guarda, e incluso a veces, sin el menor adiestramiento. El pequeño perrillo que ladra cuando alguien llama a la puerta es un perro guardián, e incluso un perro guardián muy bueno si vivimos en un apartamento, ya que da la alerta y desanima así a eventuales ladrones.

Pero si vivimos en un chalet en el extrarradio o en el campo, puede que nos sintamos más tranquilos si tenemos un dobermann o un mastín. Antes de hacer nuestra elección debemos saber a qué clase de guarda vamos a destinar a nuestro perro. ¿Nos bastará simplemente con un perro que nos avise o necesitaremos un verdadero cancerbero?

La lista de los perros cuyo «oficio» es el de guardián es bastante larga y la elección muy amplia si se incluyen los demás perros no especializados pero que pueden realizar muy bien el mismo trabajo. Si nuestra intención es la de impresionar a los eventuales merodeadores y vivimos en una casa de campo, una de las mejores opciones es cualquier tipo de mastín, como el Mastín Español o el Mastín Napolitano, de aspecto imponente, pero dulces, dóciles y excelentes compañeros. El Gran Danés, más imponente por su tamaño gigantesco que por su fisonomía, puede ser un buen guardián si antes  ha sido bien amaestrado, pero tiene fama de no ser muy inteligente.

Los Perros de guardia y protección

Schnauzer Gigante

Si queremos un perro que no sea un moloso y que ladre sin morder, el keeshond holandés, vigilante y pacífico recula al ladrar, no muerde nunca y está considerado como uno de los guardianes más seguros.

El San Bernardo o el Perro de Montaña de los Pirineos guardarán a nuestros niños como si su vida dependiese de ello. Además de su extraordinaria dulzura, son lo bastante imponentes por su tamaño para infundir respeto a los visitantes malintencionados.

Si no tenemos niños en casa, vivimos en una gran casa, y además de tener una gran paciencia y no dejarnos impresionar fácilmente, podemos elegir como perro guardián a un Dogo del Tibet, extremadamente raro en Europa. Pero ¡cuidado! Este pariente de los molosos de combate (Canis Pugnaces) de la Roma antigua era antaño extremadamente feroz y, aún hoy, su carácter es muy sombrío. No bromea nunca, aunque muerde poco.

Los Perros de guardia y protección

Mastin del tibet

El Schznauzer Gigante y el Doberman no tienen miedo a nada y están dispuestos a dar su vida para salvar la de su amo. Por este motivo y por su inteligencia, suelen ser muy apreciados por los guardianes y otras personas necesitadas de protección. También han sido utilizados para fines policiales y militares, al igual que el perro Pastor Alemán.

Pastor en su origen, el Welsh Corgi, oriundo de Inglaterra se ha convertido en perro de compañía muy de moda y buen guardián.

Algunos pastores se destinan antes a la protección de las personas que a la de los rebaños. Es el caso del pastores alemán y del Pastor Belga. Bien adiestrados son los mejores guardianes y perros de defensa y son, en general, los que se utilizan para las guardas especializadas.

loading...

Si por razón de nuestra vivienda no podemos tener un perro grande, lo mejor es elegir un terrier, ya que son excelentes avisadores, pues ladran furiosamente en cuanto ven a un extraño. Son, además, menos peligrosos para los visitantes que los verdaderos perros de guarda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.