Pastor Australiano o Kelpie

El Pastor Australiano, también llamado Kelpie, esta implantado como raza desde hace mucho tiempo en Australia, mejoró tan sólo a partir del siglo XIX, mediante el cruce con el pastor escocés de Pelo ralo.

Los orígenes del kelpie o Pastor Australiano se confunden con los del perro de la Isla de Phuc-Quoc, situada en el Golfo de Siam.  Las semejanzas entre ambos perros son sorprendentes: la misma silueta, parecida a la del pastor alemán, la misma cabeza alargada y las mismas orejas erguidas. Sin embargo, es difícil saber si este perro, descendiente de razas muy antiguas procedentes de Indochina e introducido en Australia en época remota, es el antepasado del pastor australiano.

Existía entonces y existe aún un perro salvaje llamado Dingo, cuyos remotos orígenes se pierden en el tiempo. (Se han descubierto osamentas del dingo en niveles terciarios de la provincia de Victoria).  No hay duda alguna de que el kelpie lleva sangre de dingo. 

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

Pastor Australiano o Kelpie

CARÁCTER Y TEMPERAMENTO:

Este cánido inteligente, emparentado con el lobo, domesticado por los aborígenes australianos, vuelven con mucha facilidad a estado salvaje y se convierte entonces en verdadera plaga en Australia.

Buen guardián de granja, posee un carácter más bien independiente, el Kelpie es aún un animal remolón, a veces incontrolable, a igual que su antepasado el Dingo.

Es un cazador en bandada, capaz de oler a un cordero desde lejos, es muy silencioso, reservado y nunca ladra. Puede devastar un rebaño en pocas horas. Para luchar contra este enemigo, el gobierno organiza cada año gigantescas batidas y ofrece una prima por cada animal muerto.

Pastor infatigable, especialmente entrenado para la guarda de grandes rebaños de corderos. No hay que confundirlo con el “australian Cattle dog” perro de pastor más pesado, utilizado para conducir ganado de altura.

Pastor Australiano o Kelpie

CARACTERÍSTICAS:

Lupino, muy bien proporcionado, más alto que el Collie; muy parecido al Pastor Alemán por su conformación morfológica.

Cabeza: Fina y larga, de tipo spitz, de expresión viva, con puntos comunes con la del Schopperke y el Pomerania, aunque más alargada. Cráneo bastante estrecho, stop bien marcado y cara larga. Nariz negra, dientes fuertes, bien juntos. Ojos oscuros, almendrados, mirada inteligente. Orejas rectilíneas, aunque a menudo ligeramente curvadas hacia delante como las del collie.

Cuerpo: Longilíneo, bien formado. Cuello bastante marcado y largo. Lomo recto, pecho profundo, no demasiado ancho. Grupa redonda y fuerte. Riñones bien desarrollados. Vientre ligeramente saliente. Paletillas oblicuas y musculosas. Patas rectas y fuertes con buena osamenta. Músculos musculosos, anchos. Pies compactos y cortos, dedos bien arqueados, plantas duras.

Cola: De longitud media, se implanta un tanto baja y es curvilínea.

Pelaje: Pelo semilargo, duro y recto.

Color: la mayoría de los ejemplares son negro-zahínos, pero también se ven los tonos leonados.

Talla: 50 60 cm.

Peso: aproximadamente 25 kg.

Pastor Australiano o Kelpie

NO OLVIDES VISITAR NUESTRA TIENDA:

loading...

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.