Perro de montaña de los Pirineos, características de la raza

HISTORIA DE LA RAZA: El Perro de Montaña de los Pirineos es uno de los descendientes de los dogos del Tíbet diseminados por toda Europa tras el desmembramiento de las poblaciones asiáticas del siglo V.

Se desarrolla en la región de Argels, concretamente en los valles altos del Ariege y en Andorra, donde los habitantes del los Pirineos lo han utilizado desde que llegó a la zona para defender a sus rebaños de ganado de los osos y de los lobos.

Confinado en sus montañas durante siglos, El perro de montaña de los Pirineos empieza a salir de sus dominios hacia el siglo XVII, época en la que comienza a ponerse de moda entre la aristocracia francesa como perro de compañía y guardián de castillos. En 1824, el general Lafayette llevó consigo a América una pareja de estos perros, que son la base de la cría del perro de montaña de los Pirineos en Estados Unidos, aunque la raza no llegó a fijarse allí realmente hasta un siglo después. Los primeros ejemplares aparecen en Inglaterra en 1845, sin dejar descendientes. Desde 1934, la raza es muy popular al otro lado del Canal de Ia Mancha.

CARÁCTER Y TEMPERAMENTO:

En las montañas de los Pirineos se utiliza para guardar rebaños de ovejas, cabras y vacas. Es el mejor y el más seguro de los guardianes. Es valiente, frío, inaccesible al miedo. De naturaleza tranquila y sosegada, el Perro de Montaña de los Pirineos, también es extremadamente cariñoso y afectuoso con los niños. Como perro de compañía también es muy apreciado.

Perro de montaña de los Pirineos características de la raza

CARACTERÍSTICAS:

El perro pastor de los Pirineos tiene por antepasado al Dogo del Tíbet, del que conserva el tamaño y el aspecto.También se le ha confundido a menudo con el San Bernardo, raza con la que a veces se ha cruzado, esto explica las manchas negras de su pelaje.

Por tamaño y aspecto se parece algo al dogo del Tíbet, pero es menos rudo y menos feroz. Imponente y muy corpulento, no está desprovisto de elegancia.

La cabeza no es demasiado en comparación con su tamaño. El cráneo poco abombado y de forrma ojival. El extremo de la nariz negro y cuenta con un hocico ancho, de buena longitud y un poco puntiagudo al final. Los labios caidos y pigmentados. Los ojos son más bien pequeños, de un color castaño ambar y están colocados un poco oblicuamente. Los párpados están apretados y bordeados de negro. La orejas están implantadas a la altura de los ojos, cuelgan y tienen los extremos redondeados.

Cuerpo. El cuello es fuerte y corto, la papada está poco desarrollada. El pecho es ancho y profundo. El lomo es ancho y sostenido. Cuenta con una grupa ligeramente oblicua. Tiene unas paletillas oblicuas y una cruz ancha y musculosa.

Las extremidades anteriores son fuertes, rectas y con flecos. Las extremidades posteriores son musculosas y con unos muslos fuertes y un poco bajos. muslos bien provistos de carne poco bajas. Tiene espolones dobles en las extremidades posteriores y a veces en las anteriores. Los pies son poco alargados, compactos y con unos dedos bien arqueados.

La cola es bastante larga, tupida de un pelo bien empenachado. En reposo se lleva baja con el extremo vuelto, pero cuando el perro está alerta, se eleva sobre el lomo “haciendo la rueda”.

PELAJE:

El perro de montaña de los Pirineos cuenta con un pelo pelo abundante, bastante aplastado, largo y flexible, más en la cola y alrededor del cuello. El pelo del calzón es más fino y lanudo, además de muy abundante.

Variedad de colores: blanco uniforme o blanco con manchas tipo pelo de brocha o amarillo pálido en la cabeza, orejas y raíz del rabo.

loading...

Perro de montaña de los Pirineos características de la raza

 

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.