Primeras horas del cachorro y el destete

Después del parto, cuando los cachorros estén bien secos, se coloca a cada uno en una teta de la madre para que mamen sin competencias, y después se dejarán todos juntos en una cesta para que no molesten a la madre.

Es conveniente tener una buena provisión de leche en polvo por si tiene lugar una emergencia. Una mezcla de leche en polvo, yema de huevo y jarabe de maíz, aun temperatura tibia y puesta dentro de un biberón pequeño, sirve para alimentar a los cachorros. Es necesario controlar el peso en el instante del nacimiento y después, una vez por semana al menos.

Primeras horas del cachorro y el destete

 

Después del parto, hay que dar de beber a la madre y llevarla de paseo, aunque después se la dejará para que se haga cargo de sus hijitos, y observaremos que durante las primeras semanas, apenas se alejará de ellos. En todo momento hay que tener agua a su alcance, dándole también leche y caldo, ya que precisa mucho líquido para su producción láctea. Es aconsejable darle sus comidas preferidas hasta que recobre el apetito, que al final será voraz, y entonces hay que darle comida dos veces al día con bastante abundancia, dejando también a su alcance comida seca.

También es muy recomendable disponer de un sitio abrigado y caliente donde colocar a los cachorros después del parto. Lo mejor es dejarlos en la caja de cartón, con una bolsa de agua caliente, situada muy cerca de la madre para que ésta pueda verlos. Por lo general la perra aceptará la ayuda del cuidador, pero no hay que privarla en ningún momento de la vista de sus cachorros para que no se ponga nerviosa.

 

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

 

Hay que asegurarse de que todos los cachorros coman lo necesario. Antiguamente, algunos criadores aconsejaban eliminar a los cachorros más débiles de una camada porque una madre no puede alimentar bien sólo a seis o siete de ellos, pero se la puede ayudar disponiendo otra cesta y metiendo en ella a la mitad de la camada, por un período de dos o tres horas, para que los otros mamen a placer. Después, se cambiarán los cachorros para que la otra mitad se alimente.

Primeras horas del cachorro y el destete

Por regla general, los cachorros han de quedar destetados a las cinco semanas de vida, aunque es conveniente darles de comer ya a las tres semanas. Para los cachorros resulta más fácil lamer alimentos sólidos que beber leche, por l0 que al principio es recomendable mezclar un cereal para bebés humanos con leche natural, a temperatura templada y dárselo en un platito. Hasta que aprendan a comer bien es mejor alimentarios de uno en uno o de dos en dos, a lo máximo, ya que por lo común tienden a meterse dentro del plato en lugar de comer.

A las cuatro semanas, harán comidas diarias y pronto podrán prescindir de la leche materna. Ahora es cuando se les puede dar comida para perros y dejar un plato a su alcance para que coman cuando les apriete el hambre. A medida que los cachorros vayan creciendo, la madre irá a la caja para amamantarlos, primero sentada o echada y luego de pie. Para completar el destete, hay que tenerla apartada de los cachorros por periodos de tiempo mas prolongados cada vez. La leche sobrante no tardará en ser reabsorbida por el organismo del animal.

NO OLVIDES VISITAR NUESTRA TIENDA:

loading...

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.